EMBARAZADAS

Desde el año 2011, la Fundación Alcohol y Sociedad ha puesto en marcha diversas colaboraciones para promover el consumo cero de alcohol en embarazadas y madres lactantes.

Así, en 2011 FAS inició junto a la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) una campaña informativa dirigida a embarazadas. Esta iniciativa trataba de promocionar hábitos responsables en relación con el consumo de alcohol entre este colectivo.

A finales de 2019, la Fundación Alcohol y Sociedad ha renovado esta colaboración, esta vez con la Asociación Española de Matronas, que son las profesionales sanitarias de referencia durante la gestación y lactancia.

Una vez más, la Fundación basa sus acciones preventivas en aportar información a los colectivos afectados, por lo que, a través de esta campaña, se pretende que el obstetra sirva de prescriptor y asesore a las embarazadas sobre qué hábitos saludables ha de realizar respecto al consumo de alcohol durante el embarazo.

El objetivo de la campaña es informar y concienciar a las mujeres embarazadas sobre las consecuencias derivadas del consumo de bebidas alcohólicas durante el embarazo, promoviendo actitudes responsables en relación con el consumo de alcohol que, en ese momento, se recomienda sea cero.

Aunque los datos sobre incidencia del Síndrome Alcohólico Fetal en España son mínimos, la Fundación Alcohol y Sociedad quiere seguir aportando información para que esta tendencia positiva se mantenga en nuestro país.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, no existen cifras fiables sobre la prevalencia a nivel mundial del Síndrome Alcohólico Fetal producido por el consumo de alcohol durante el embarazo, pero la evidencia actual demuestra que no hay ninguna cantidad de alcohol segura conocida que se pueda consumir durante el embarazo y la lactancia.

La mayoría de las mujeres entre 18 y 40 años creen que no es aceptable beber alcohol durante el embarazo y solicitan asesoramiento a su médico o matrona respecto a los niveles de consumo durante la gestación.

Aquellas mujeres que consumen durante el embarazo lo hacen porque no creen que exista riesgo, de ahí la necesidad de informar y educar respecto a este tema.